Sur y Norte de Buenos Aires

0 0

Buenos Aires Sos.- Marzo 2010.- (Por Leónidas Barletta).- Aunque la línea divisoria no se viese, la ciudad tenía al sur, las casuchas de chapas de cinc y madera, los conventillos lóbregos; al norte, los palacios, las mansiones, los hoteles de lujo.  Al sur, la pestilencia del Riachuelo, el cemnterio de los barcos, las ratas, las inmundicias, las calles de piedra; al norte, el Rosedal, los parques floridos, las avenidas asfaltadas.

 

Al sur las carnavaladas con comparsas ruidosas de candombe; al norte los corsos de flores, los desfiles militares, el teatro lírico al aire libre.  Al sur las fondas de pescaditos fritos, al norte, los salones de té.  Al sur, los pintores bohemios, al norte, los coleccionistas, las galerías de arte, el Museo.  Al sur, las fábricas con humo y el hollín de sus chimeneas; al norte, el Jardín Botánico, el Zoológico, La Rural.  Al sur, los corralones; al norte, los «stud» de «pur sang».  Al sur, los barcos de carga; al norte, el aeroparque.  Al sur, los boteros para pasar de una orilla a la otra; al norte, las regatas.  Al sur, «pizza, fainá y fugazza de cebolla»; al norte, bizcochitos «Bellas Artes».  Al sur, «Confitería El Tren Mixto»; al norte, «Confitería del Auila».  Al sur, «Casa Amarilla», que abastecía la ciudad de papas y de ratas y al norte, Palermo, con su carga de uvas y frutillas.  Al sur, la Casa Cuna, el Patronato de la Infancia; al norte, las Damas de Beneficencia, ·La Pouponn iere».  Al sur, Santo Somingo, San Cayetano, San Juan Bautista, Santa Catalina, Santa Lucía, Nuestra Señora del Huerto, Corazón de Jesús para los pobres; al norte, para los ricos, de las Victorias, de la Merced del Socorro, del Pilar, San Nicolás, Santísimo Sacramento.  Pero en el sur estaba la Biblioteca Nacional y en el norte, el Hipódromo, «para el fomento de la raza caballar».  Sin embargo, el desequilibrio persistía: al sur, los desagües cloacales; al norte, los filtros del agua potable.  (Leónidas Barletta, Fragmento de «Un señor de Levita»)

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *