«SAN TELMO NO ES PALERMO»

0 0

Buenos Aires Sos (BAS).- Octubre 2007.- (Por Gabriela Sharpe).- San Telmo es el barrio más chico de la Ciudad, cuenta con tan sólo 1,2 km2. También es el más antiguo, se creó en los alrededores del primer puerto de Buenos Aires. En 1970 se convirtió en el lugar preferido de los bohemios. Hoy muestra su lado fashion.

 

Una de las caraceterísticas del barrio son sus casas, antiguas  residencias de la aristocracia porteña, que tuvieron que dejarlas ante la epidemia de la fiebre amarillo, en 1871.  Ellos emprendieron el éxodo hacia zona norte, y las grandes casonas fueron ocupadas por los inmigrantes, que por esa època, acudían a nuestro país.

San Telmo es un barrio que  tiene  pocos monumentos, la mirada se detiene en   sus calles angostas y empedradas , en las que se puede ver, por ejemplo,  la casa natal de Domingo French (activista de la Revolución de Mayo), construida en 1762, se encuentra en Defenssa 1062, si bien algunos  historiadores afirman que poco queda de sus materiales originales. El patio de la casa es hoy una galería donde se alojan locales de antigüedades .

Otra casa histórica es la del poeta Esteba de Luca, en Carlos Calvo y Defensa, data de fines del siglo XVIII, fue fue reciclada conservando elementos arquitectónicos de la época. Actualmente funciona un restaurante. Es Monumento Histórico Nacional.

Un paseo obligada es la Casa Mínima, en el pasaje San Lorenzo 380, su fachada mide apenas 2,2 metros de ancho. Es la parte que queda de una construcción de la segunda década del siglo XIX. Antiguamente era común que este tipo de adiciones a las casas fueran ocupadas por los esclavos de la familia.

El barrio donde nació y creció Mafalda,  está dejando su bohemia de lado, tan sólo basta pasear por  Defensa, espina dorsal de San Telmo, antaño zona de venta de antigüedades exclusivamente, hoy va dejando paso a otro tipo de negocios. Los deco, los bistró o los resto-bar dan un nuevo y raro brillo a este barrio, otrora de compadritos, malevos y faroles esperando a aquel otario que te haga el verso.

Hasta es posible encontrar un restaurante con menú du jour, El Petanque, en Defensa y México, que pavonea con cocina francesa, sin darle lugar a la tradicional parrillada.

La bohemia, propia de la década del 70,de aquellos pelilargos artistas plásticos, que dejaban su vida en un café, que trasnochaban grapa hasta la madrugada y pateaban los adoquines de San Telmo, hoy ya no existe. Ahora hay una nueva clase de artistas plásticos, una nueva manera de ver el arte, otra generación que llenan  las galerias de arte con  luz, brillo y color, con otra clase de desenfado.

Van quedando pocos bares, ahora San Telmo se está  «palermizando», la antigua farmacia del barrio se convirtió en un coqueto resto-bar, la típica verdulería de la esquina de Estados Unidos y Bolívar,-atendida por hinchas fanáticos del club de fútbol San Telmo-, hoy es un bistró que ofrece productos patagónicos, como quesos de cabra, pastrón, ciervo ahumado y jamón crudo de jabalí.

La peluquería de los hermanos Labore, en Defensa, entre Humberto Primo y San Juan, que databa de los años ’20, hoy se transformó en un moderno negocio de venta de ropa.

Paulatinamente los locales de Palermo van buscando lugar para nuevas sucursales en San Telmo, ya aparecieron Calma Chica, El Cid, la librería y disquería especializada en jazz Notorious, por sólo citar algunos.

San Telmo está cambiando.  Las autoridades dicen que por domingo pasean más de 15 mil personas. Actualmente Defensa es peatonal hasta Belgrano.  Es de esperar que las autoridades hagan lo posible por mantener las características propias del barrio, que lo nuevo no tape la historia.

Porque como dicen las paredes del barrio «SAN TELMO NO ES PALERMO».

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *