Renunció

0 0

Darío Lopérefido dejó este miércoles la dirección artística del Teatro Colón y en su lugar asumirá Enrique Arturo Diemecke, en tanto que la  bailarina Paloma Herrera se hará cargo de la dirección del Ballet Estable del primer Coliseo.

La designación de Diemecke y Herrera fue confirmada a través de un comunicado del Teatro Colón que dio cuenta que Lopérfido «presentó su renuncia en la mañana de hoy (miércoles) para encarar nuevos desafíos profesionales en el exterior, desde donde continuará colaborando con la gestión».

Agrega que la Directora General del Colón, María Victoria Alcaraz, «nombró en su reemplazo para ocupar la Dirección General de Programación y Producción Artística al mexicano Enrique Arturo Diemecke, quien desde el 2007 se desempeña como Director Musical de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires».

Expresa también que «asimismo, en el marco de esta renovación, se designó para llevar adelante la Dirección del Ballet Estable a la ex primera bailarina Paloma Herrera, en reemplazo del Sr. Maximiliano Guerra».

En el comunicado de prensa del Colón, Lopérfido expresó: «Me voy feliz de haber puesto al Colón muy alto, y feliz por una oferta laboral en el exterior fabulosa. Le agradezco al presidente Mauricio Macri y al Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta la oportunidad que me dieron. Y al personal del Teatro por la colaboración y la buena onda».

En tanto el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, indicó: «Darío se va para encarar nuevos desafíos profesionales en el exterior. Valoramos mucho el trabajo que hizo en el Colón».

Lopérfido estuvo al frente del Colón desde 2015 y luego se convirtió en el ministro de Cultura porteño con el cambio de gestión, mientras conservó el cargo de la Dirección Artística. En enero pasado de 2016, con su reciente cargo de ministro, Lopérfido negó públicamente que hayan sido 30 mil los desaparecidos en la última dictadura. “Es una mentira que se construyó en una mesa para obtener subsidios por parte de los familiares de las víctimas”, afirmó el funcionario. Las declaraciones negacionistas suscitaron el rechazo de todo el arco opositor y de los organismos de derechos humanos que pidieron la renuncia de Lopérfido.

Unos meses más tarde, el funcionario presentó su renuncia aunque negó que fuera por la repercusión de sus dichos. “Coincidimos con Darío en que era mejor que se concentre en la dirección artística del Teatro Colón», dijeron desde el Gobierno porteño.

Otra vez al frente del Colón, el funcionario siguió recibiendo críticas desde diferentes sectores artísticos. La decisión de alquilar las salas del Colón para eventos privados, por ejemplo, y la incorporación de shows no relacionados con la música y danza clásica ni la programación propia del teatro, como el concierto de Babasónicos y la charla de Al Pacino, fueron duramente criticados.

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *