Polémica reforma educativa en la Ciudad

0 0

Esta nueva propuesta (des)educativa, contempla que el último año de la escuela media estaría destinado a la “formación” en un 50% del tiempo escolar, directamente en empresas –sin convenio– y el 50% del tiempo restante en la organización de proyectos de emprendedorismo; es decir, trabajo en empresas como mano de obra barata y una formación para el desempleo crónico. La modificación no solamente afectaría al ya grave deterioro de los contenidos educativos, sino que además se suma a las políticas de avance contra los derechos laborales y las fuentes de trabajo. Un destino que tampoco es ajeno a las y los trabajadores de la educación.
Otro aspecto central del proyecto es el cambio de metodología de enseñanza. Lo que implica en la práctica que el docente en el 70% del tiempo en el que se dedica a enseñar se transforme en un facilitador mediado por la tecnología, que no necesariamente sean docentes titulados y por fuera del estatuto del docente, tan combativo por los gobiernos. A la vez que significa una baja del costo laboral, una premisa de las políticas públicas de Cambiemos.
La propuesta de reforma atenta contra el derecho a estudiar y formarse, pero además parece tener como objetivo favorecer las demandas del mercado laboral, que avanza restringiendo derechos y promoviendo una encubierta flexibilización, que provea a las empresas privadas de mano de obra barata. Una iniciativa que no sorprende, teniendo en cuenta el antecedente de “empleo joven”, que promueve las políticas de la cartera laboral, favorece la disminución del costo laboral para las empresas que tomen a jóvenes a la vez que disminuye el salario real, no solo de ellas y ellos sino que amenaza a todo el mercado laboral. Así lo expresaron oligarcas, empresarios y terratenientes augurando la disminución del costo laboral, aún antes de la asunción real de Cambiemos.

Las y los jóvenes, sin embargo, no solo disputan espacios de diálogo para consensuar las políticas que afectarán su futuro, sino que además responden con iniciativas donde la violencia de género, la trata, el abuso y la discriminación se ponen en agenda con propuestas innovadores, logradas en base al consenso de otras fuerzas organizadas. Un modo de hacer la política desde abajo, con consensos, disensos y diálogos una enseñanza de la que tenemos mucho que aprender.
(Por Vivian Palmbaum )

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *