Larreta recorta la educación pública y beneficia a la gestión privada

0 0

El Jefe de Gobierno recortó 370 millones al Plan Sarmiento que provee de dispositivos tecnológicos a les estudiantes y los transfirió a la Dirección de Educación de Gestión Privada, según consigna el legislador del Frente de Todos, Juan Manuel Valdés.

El reacomodamiento se da dentro del Presupuesto de Educación presentado para este 2021 y que toca su piso en la participación sobre el total de los gastos de la administración capitalina en la era Pro, que lleva más de 13 años.

A su vez, en plena pandemia, el PRO decidió recortar el 70% de los fondos destinados al área de infraestructura escolar. El legislador del Frente de Todos Juan Manuel Valdés consideró que “quienes reclaman la vuelta a clases son los mismos que recortan el presupuesto año a año”.

El Plan Sarmiento, creado en 2011 a la par del Conectar Igualdad a nivel nacional, es el programa de entrega de dispositivos informáticos a estudiantes que concurren a escuelas de gestión estatal o bien de gestión social. Mediante una resolución, el Ministerio de Hacienda recortó 371 millones de pesos de ese plan. Esto figura en el anexo de una resolución del Ministerio de Hacienda en la que también se acredita ese mismo dinero a la Dirección de Educación de Gestión Privada.

Es decir, que el dinero que era para comprar computadoras para estudiantes de escuelas públicas termina en un área que, mayormente, destina su presupuesto a subsidiar las escuelas privadas. La resolución, publicada el 4 de enero, apenas menciona al recorte como “readecuaciones presupuestarias que son imprescindibles para el normal desarrollo de las actividades del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El dirigente porteño también cuestionó, como habían hecho otros de sus compañeros y compañeras de bancada, el recorte sobre los fondos para infraestructura escolar: medido desde 2019, llega a ser del 78 por ciento. Concretamente, en 2019, el presupuesto de ese área fue de 1798,1 millones de pesos; en 2020, escaló a 3068,7 millones de pesos, pero en 2021, bajó a 1140,4 millones.

Por lo tanto, según calculó Valdés, la caída entre 2020 y 2021 en términos nominales es del 71,2 por ciento, pero en términos reales –considerando la inflación– en ese mismo período es del 77,7 por ciento. Y el recorte al área desde 2019 a este año es del 78,1 por ciento.

Los recortes en el Plan Sarmiento y en el área de infraestructura escolar se dan en en contexto de un ajuste generalizado en la Ciudad, por el que Larreta culpa el recorte de coparticipación porteña (de fondos que, teóricamente, eran solo para la Policía de la Ciudad, pero estaría afectando todas las áreas). Un dato que se suele medir es cuánto representa del total el presupuesto educativo. El de 2021, según se cansaron de remarcar los opositores porteños, es el más bajo de la historia de CABA, y establece una marca hacia abajo en lo que han sido los gobiernos del PRO.

Desde que Mauricio Macri asumió como jefe del gobierno porteño, la participación en el total del presupuesto educativo comenzó a caer. En 2010, había caído del 27 al 22 por ciento. Con la llegada de Larreta, siguió el declive desde ese 22 por ciento, con un promedio de un punto porcentual menos por año. En 2021, el presupuesto en educación representa el 17,18 por ciento del total.

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *