LA NUEVA MOVIDA EN SAN TELMO

0 0

Buenos Aires Sos (BAS).- Enero 2008.- (Por Gabriela Sharpe).- La nueva movida en San Telmo se ubica en la calle Chile, entre Defensa y Balcarce. En el barrio de Mafalda se encuentran más de quince locales gastrónomicos. Bares, heladerías, pizzerías y restóbares desfilan en una de las calles más arboladas de este histórico barrio.

 

Acerca del lugar exacto donde se produjo la fundación de la primera Buenos Aires existen muchos estudios, uno de ellos, el del historiador Aníbal Cardoso, afirma que Pedro de Mendoza  habría levantado el primitivo caserío en la margen izquierda del Zanjón de Granados, en lo que hoy es Paseo Colón y Chile.

En el año 1611 el Cabildo dispuso construir en esta zona el primer hospital de la ciudad, llamado «Hospital de San Martín», «de la Ciudad» o «del Rey», y las malas lenguas comentan que cerca, muy cerca, se fue formando un cementerio.

Esta parte de San Telmo, también se caracterizó por el arroyo El Tercero del Sur, conocido también como el Zanjón de Granados, ya que los zanjones tomaban el nombre de los vecinos por donde pasaban.( Hoy en día se lo puede visitar de lunes a viernes de 11 a 14 hs y los domingos de 14 a 18 hs.)

Los vecinos construyeron un puente de madera en la calle Defensa, entre Chile e Independencia, de esta manera el arroyo dividía  la ciudad en norte y sur, quedando muchas veces incomunicados y aislados ya que el puente era destruido y arrasado por la corriente del río, y la zona totalmente anegada.

Mientras que no se producían  lluvias, el arroyo permanecía seco y con el transcurrir de los días se iba convirtiendo en un enorme basural debido a que el Cabildo permitía que la basura fuera tirada en los cauces de los ríos.

El Tercero del Sur fue entubado , finalmente, en 1865. Al canalizarse el río se diluyó el límite entre San Telmo y el centro.

En la esquina de Balcarce y Chile, donde hoy se encuentra el local bailable y restourante Moliere, existió la «Casa de la balconada», una vivienda que en su planta alta la rodeaban balcones con barandas ornamentadas , desde allí Lavalle , en 1838, arengó a sus tropas para combatir a Dorrego.

Lo que hace cien años atrás fue un lugar orillero, donde la gente del arrabal solía decir que las ánimas del cementerio volvían en remolinos de viento sobre el barrio, hoy, la llegada de turistas, lo convirtió en el nuevo epicentro del casco histórico. Hasta se puede afirmar que compite con los bares de plaza Dorrego, mítico lugar porteño, y a veces, gana.

San Telmo contínua manteniendo costumbres de barrio, a pesar de todo.  Los sábados sigue instalada la feria (no de antigüedades), sino la que ventila sus puestos de verduras, pescaderías, y pollerías, sobre Balcarce, los vecinos se levantan por la mañana temprano y siguen con la costumbre de maldecir a los puesteros por el aumento en los precios de las mercaderías. Con la particular relación de que puestero y vecina se conocen, y todo termina con algún chiste sobre el gobierno.

Ese mismo lugar por las noches se transforma, los bares sacan sus mesas sobre las anchas veredas, y se va poblando de otra gente, de candombe y también de muchas  risas.

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *