Estallido en Flores por la muerte de Brian

0 0

28 de diciembre de 2016.- (Por Jonathan Thea*).- El estallido vecinal en Flores no se articuló azarosamente frente a la comisaría. Los años de retirada estatal y desmantelamiento de derechos que ha emprendido sin detención el macrismo se combinan con una cada vez más peligrosas autonomización de las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, Rodríguez Larreta y las autoridades de seguridad de la Ciudad y la Nación responden de forma tan trilladas como fracasadas, cada vez más cerca de la complicidad y más lejos de la solución. Niegan lo obvio, que las agencias policiales, tanto la Federal como la Metropolitana, sin control político y democrático son parte del problema y no de la solución.

Por toda respuesta, el Gobierno de la Ciudad apuesta a la monótona respuesta de siempre: delegar todo en un comisario, escudarse en un uniforme para esquivar responsabilidades. Esta decisión, sumada a la reducción de la política de seguridad a la retórica bélica que bajan desde la Nación, el Gobierno de la Ciudad niega la real dimensión del problema. La única decisión política clara es dejar hacer, renunciar al gobierno político y colocarse en posición de completa irresponsabilidad.

La confusión del marketing y la comunicación con la política es en general patética. Cuando eso ocurre en el campo de la seguridad, los resultados son dramáticos. A Brian lo mató un disparo habilitado por una larga historia de autonomía policial, ausencia de responsabilidades políticas y nula rendición de cuentas.

Es producto de un contexto de fuerte segregación social, territorialmente administrada a fuerza de gatillo fácil y complacencia con la explotación laboral y sexual. Todo atravesado por una regulación territorial al servicio de la circulación de bienes, personas y dinero que los estamentos más privilegiados del narcotráfico requieren. A eso debemos sumar pujas territoriales en un proceso de reorganización de fuerzas policiales.

Son estas responsabilidades las que nunca se asumen y las que explican, más allá de los autores directos de disparos fatales como los que alcanzaron a Brian, porque en algunas partes la ciudad más rica del país la muerte violenta se instala con tanta persistencia.

*Dirigente de Ahora Buenos Aires

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *