Denuncian el estado de abandono de la Reserva Ecológica

0 8

«La Reserva Ecológica arrastra un largo proceso de abandono. Hay basura acumulada, fierros en la costa y mobiliario deteriorado que nunca se repuso», alertaron  desde la organización Casco Histórico Protege (CHP), que realizó un relevamiento sobre el estado actual de la Reserva Ecológica Costanera Sur, el espacio verde más importante de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego de que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta anunciara un plan de acceso al río en la Ciudad, que para la Reserva solo incluye un nuevo puente de ingreso, Casco Histórico Protege denunció que el frente costero público más amplio de la Ciudad está «completamente degradado».

«La Reserva está hecha sobre los escombros de las demoliciones que se hicieron para construir la Autopista 25 de Mayo. Al día de hoy, cuando vos recorrés la costa ves los resabios arqueológicos de la ciudad, jamás hubo un plan para sacar y levantar esos resabios«, señalaron integrantes de CHP. En efecto, lo que ahora es la Reserva creció de forma espontánea entre los escombros volcados sobre el río por la dictadura cívico militar, que en 1978 ideó el plan de construir allí un Centro Administrativo de la Ciudad. En 1986, cuando el proyecto ya había sido abandonado definitivamente, sobre el terreno ganado al río ya avanzaba la naturaleza y ese mismo año el espacio fue declarado Parque Natural y Reserva Ecológica. Más de 35 años después, según el relevamiento de CHP, en la Reserva aún hay»toneladas de hierro originadas por el relleno que nunca fueron retiradas».

Sobre los escombros, la naturaleza construyó un humedal, el más grande de la Ciudad con 350 hectáreas, en el que viven más de dos mil especies entre plantas, animales, hongos, insectos, y vuelan 343 especies de aves. Pero el acceso al río del espacio protegido internacionalmente por la convención de humedales Ramsar, está, según la organización, «completamente degradado»A los resabios del relleno del río, se le suma la»mugre y contaminación en toda la costa con plásticos». «Acceder al río así es muy denigrante. Tenemos que ir sorteando fierros o basura en casi toda la costa, en particular desde la ‘playa central’ hacia lo que es la usina. Nos acomodamos a lo que hay pero parece una ciudad distópica», indicaron desde CHP.

«Cada vez que hay sudestada el río trae las cosas que tiramos y se producen acumulaciones de todo tipo de basuras. Naturalmente la más común es la plástica, que es la que va flotando en el río y queda atrapada en la costa, pero lo que viene por el aire también llega y, por ejemplo, quedan bolsas enganchadas a las plantas. Todo eso se va degradando muy notoriamente y se va convierte en microplástico. El tema de la basura es muy importante no solo por lo estético sino por la contaminación, debería haber un plan sistemático y continuo para sacar los plásticos y que no se degraden», agregaron.

Además, desde la organización indicaron que el mobiliario urbano de la zona media de la Reserva, que deriva en la «playita central”, «está deteriorado y sin reposición, los camastros están rotos, las barandas flojas, hay un proceso de degradación bastante importante»Por otro lado, también denunciaron que uno de los anexos de la Reserva inaugurado en 2014, todavía bajo la jefatura de Gobierno de Mauricio Macri, se mantiene cerrado y sin posibilidad de acceso.

«Inauguraron falsamente la ampliación de la Reserva sobre un antiguo obrador ubicado apenas se ingresa por la entrada principal. Ese acceso nunca se concretó, fue una gran puesta en escena. Uno puede ver el sector, hay rampas de madera, está asfaltado, pero el ingreso está todo cercado», precisaron. Hace unas semanas, Rodríguez Larreta presentó el programa BA Costa que prevé obras de acceso al río en algunos puntos de la ciudad. Para la Reserva Ecológica, el Jefe de Gobierno solo anunció la creación de un nuevo puente de acceso peatonal en el área central, sobre la avenida Tristán Achával Rodríguez.

«Es una lástima que no haya un plan de mantenimiento. Uno está maravillado por la Reserva porque es realmente un entorno único para apreciar la naturaleza sin ningún negocio que te interrumpa, y hasta podría ser realmente utilizada como un lugar de concientización, para mostrar lo que estamos tirando al río y reflexionar sobre las consecuencias», advirtieron desde CHP. A pocos metros del humedal costero, en los terrenos de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, el oficialismo ya habilitó la construcción de torres de lujo del Grupo IRSA. Por el momento, el proyecto está frenado por la Justicia.

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *