CIERRAN EL COMPLEJO TITA MERELLO

0 0

Buenos Aires Sos.- 21 de julio de 2010.-  «Buenos Aires, 29 de junio de 2010. Se comunica que el Complejo Tita Merello cerrara sus puertas definitivamente a partir del 1 de julio del 2010, motivado por la no renovación del contrato que lo ligaba al Instituto Nacional de Cinematografía INCAA), desde hace más de 15 años», se lee en la puerta de la sala.

Ubicado en Suipacha 442, a pocos metros de Corrientes, se inauguró en noviembre de 1928 con el nombre de Gran Cine Suipacha.  En el año 1996 el INCAA le alquila la sala a a la cadena Cinemacenter (con un total de 70 pantallas en todo el país), a cargo de Elena Suñé y funda el Complejo Tita Merello, con el objetivo de proyectar películas argentinas que habitualmente no entraban al circuito de cine comercial y para tal fin se reacondionaron tres salas.

Debido a que la sala no convocaba la cantidad de público esperado, el INCAA decidió desvincularse de su propietaria, Elena Suñe. Según lo que explicó a los medios de prensa, el gerente de fiscalización del Instituto de Cinematografia, Mario Miranda «El contrato con el Tita Merello no fue renovado porque la gente iba poco, ya que otras salas lograron captar más público y además el cine nacional se insertó más en el circuito comercial»

En estos días se creó un blog que lleva recolectadas 4.500 firmas por el No cierre del Complejo Tita Merello, en el que se solicita que «Dadas las adhesiones recibidas y previo a aclarar que el Complejo Tita Merello es una propiedad privada que estuvo alquilada por el INCAA desde 1997 hasta hace poco tiempo, pero como el predio está en la Ciudad de Buenos Aires, las autoridades locales son las que deberían velar por su destino si los organismos federales dejan de programarlo. Por consiguiente, propongo elevar un petitorio a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para que mediante el sistema de expropiación o de contrato administrativo, ceda su uso a una entidad no gubernamental con destino a la proyección de cine argentino independiente y extranjero que no es programado en las salas comerciales y otorgue partidas para su renovación mobiliaria y tecnológica».

El comunicado agrega que » El edificio es un ejemplo de nuestro patrimonio arquitectónico que debe defenderse, lo mismo que la preservación de su destino. Una vez más la desidia de las autoridades nacionales y locales, permiten que una sala que hace una década convocaba notables cantidades de espectadores, hoy haya tenido que cerrar sus puertas.»
«Fue el primer cine en Buenos Aires dedicado a la exhibición de películas argentinas y su existencia permitió que películas independientes, pudieran sostenerse en cartelera y llegar a mayores cantidades de público. Este logro no debe perderse y debe asegurarse su cuidado edilicio y su destino para cumplir con el mandato de cuidar el patrimonio cultural y los espacios audiovisuales.»

José Miguel Onaindia, ex director del Instituto Nacional de Cinematografía y Fernando Madedo, profesor de Historia del Cine, son los creadores de este blog http://noalcierredeltitamerello.blospot.com, donde se reciben adhesiones y firmas.

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *