Al rescate del bodegón la Buena Medida

1 0

Un bodegón que no quiere cerrar sus puertas

Esquina de Suarez y Caboto. Chapas acanaladas. Tonos vivos de la pintura que alguna vez sobró de los barcos. Fachada del primer bar Notable que nació en la misma fecha y frente a donde fue fundado el club Boca Juniors, a principios del siglo pasado.

Una pulperia urbana que forma parte  de la identidad del barrio y que, sin embargo, corre riesgo de cerrar sus puertas.

Antonio Schiavone, dueño del local, comenta:”Yo cuando era chico miraba este lugar  cómo funcionaba, y con el tiempo, nunca pensé que iba a ser propiedad de mi padre, y que de él lo heredé. Tuvimos la suerte de ser bar Notable, pero las cosas no nos funcionan. Pero no funcionan no porque uno no quiere, no funcionan porque los gastos se quintuplicaron”.

La clientela de este bar comenzó a mermar ya en los años ’80 cuando el puerto dejó de funcionar, pero todo resultó acentuado por los altos costos fijos.

Hoy los vecinos del barrio  temen perder un lugar fundamental en la historia de La Boca.

“Aca la gente solía venir a las cinco de la mañana, cuando el barrio era otro, a tomarse una copa de ginebra antes y después del trabajo. Por esta esquina pasaban 1500 personas, que veían en la Buena Media un lugar de encuentro”, comenta Leandro Vesco, presidente de la ONG Proyecto Pulperia.

Para defender la vigencia de este lugar los vecinos vienen a comer mientras recrean la historia de esta legendaria pulperia que nació un siglo atrás como bar y almacén.

Uno de esos lugares donde se podían encontrar las recetas de los inmigrantes.

Pietro Sorba, cocinero y crítico gastronómico, explica que “son esos sabores que se generaron a través del encuentro entre personas que llegaron desde diferentes lugares. Y que finalmente a partir de ese encuentro, que empezó a generarse hace más de 150 años atrás, permitieron la creación de la que hoy se llama cocina ítalo-hispano-porteña. Que al fin y al cabo no es nada menos que la cocina tradicional de la ciudad de Buenos Aires”.

Desde estas mesas se sirven desde pastas con salsa o pesto o calamares con arroz, hasta los guisos o las albóndigas con puré típicas de bodegón. El pan y el vino con soda nunca faltan.

Es un bodegón típico de una zona que fue fundamental para el nacimiento de la cocina típica de la Ciudad: La Boca.

Por la memoria, historia e identidad del barrio hagamos lo posible para que no cierre uno de los pocos bodegones que quedan en la Ciudad.

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

1 Comment

  1. Alisa 13 Junio, 2017 at 3:17 pm

    EXCEPTIONAL Post.thanks for share..more delay.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *