Reclamos por la manera que CABA implementa la vacuna Sputnik

0 0

Primero fueron las quejas por la falta de información, que fue llegando a cuentagotas. Después, por la inexistencia de un registro de pre-inscripción, que nunca se abrió. Ahora, por el sistema de turnos abierto para trabajadores y trabajadores de la salud que quieran recibir su dosis de Sputnik-V. “El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ha abierto un sitio web que ofrece unos pocos turnos para la vacunación contra el COVID19 con una frecuencia irregular y desconocida por la comunidad, comenzando por el personal de salud. Esto exige una vigilancia diaria a horas insólitas, equiparando a la tan ansiada vacuna con las entradas a un recital o cualquier otro bien de consumo escaso. Además de la lógica ansiedad, se ha generado una situación de gran incertidumbre, dado que nadie sabe cuándo ni cómo se producirán esas vacantes, que se agotan rápidamente”, cuestionó el Foro de Instituciones de Profesionales en la Salud Mental de la Ciudad, mediante un comunicado.

“Además de lo inaceptable de que se deba competir de modo individualista para obtener insumos relacionados con la salud, dependiendo de quién se entera primero o quién tiene más acceso a recursos tecnológicos, esto impide una adecuada planificación y gestión de prioridades y riesgos. Por ejemplo, no es lo mismo un/a profesional que puede atender remotamente que otro/a en contacto estrecho con pacientes”, plantearon, y agregaron que “la categoría ‘profesionales independientes’ no establece distinciones y sólo implica el azar de enterarse a tiempo cuándo se habilitó un turno para ser vacunadx, con la consiguiente preocupación y angustia de lxs trabajadores más expuestxs, que siguen viendo afectadas su tarea y su salud”.

“Desde el Foro de Instituciones de Profesionales en Salud Mental de la Ciudad de Buenos Aires solicitamos que se implemente un registro único, solidario y organizado según las prioridades establecidas por el Estado Nacional, que permita la inscripción de todxs lxs que quieran recibir la vacuna y además provea la información necesaria para distribuirlas con criterios sanitarios, para prever y planificar, en un marco de transparencia y equidad. Esto además contribuiría a la tranquilidad de los destinatarios, sin la zozobra de una metodología incierta”.

En tanto, trabajadores y trabajadoras nucleados en ATE en la ex Casa Cuna difundieron su propio reclamo por la escasez de vacunas. En la última partida, según indicaron, sólo les llegaron 90. Una queja similar emitieron profesionales de los distintos Cesac porteños, con las preguntas “Larreta – Quirós, ¿a quienes vacunaron? ¿Porqué no hay vacunas para todo el personal?”.

 

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *