La Justicia ordenó al GCBA restituir los adoquines en Palermo

0 0

Un fallo dictado por el Juzgado Nº 20 del Fuero en lo Contencioso Administrativo y Tributario exige al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reponer los adoquines originales que fueron reemplazados por réplicas planas o por asfalto en todas las arterias de esa Comuna, la 14, que se encuentran protegidas por ley.

El dictamen firmado por la titular del juzgado, Cecilia Mólica Lourido, llegó tras la demanda de los vecinos de Palermo. La decisión rige para todas las cuadras cuyas características estén amparadas por la normativa 4806, en la que se prevé un catálogo definitivo de las calles construidas con adoquinado granítico que integran el patrimonio cultural de la Ciudad.

Ahora se supo que el Gobierno porteño cuenta con un plazo de 30 días -que cuentan desde el 23 de febrero, fecha de la resolución- para restaurar las cuadras intervenidas. Para eso, “podrá efectuar los trabajos que sean necesarios para que recuperen su estado original, sustituyendo cualquier elemento que difiera de la materia utilizada originariamente”, indica el fallo.

En el mismo documento dice que “se impone” al Gobierno de la Ciudad “el deber de informaradecuada, fundada y ampliamente a los vecinos, por los medios que considere pertinentes, en todos los casos, las obras proyectadas; las que sea necesario realizar de manera urgente; así como los motivos que, en ambos casos, las justifican. Ello, con la debida antelación posible”.

Las calles alcanzadas por esta protección en algún tramo de sus trazas son: Aguilar, Julián Alvarez, Amenábar, Arcos, Concepción Arenal, Arévalo, Arribeños, Báez, José Cabrera y Ciudad de la Paz. Convención, Costa Rica, Darregueyra, Darwin, Del Signo, Santos Dumont, El Salvador, French, Teodoro García, Gorostiaga, Guatemala y Guise.

La lista también incluye a Gurruchaga, Lavalleja, Malabia, Lucio Mansilla, María Catalina Marchi, Matienzo, Maure, Nicaragua, Olleros, Olleros (avenida), Pringles, Santa Rosa, Soria, Villanueva, Voltaire, Vuelta de Obligado y Emilio Zola.

Sus defensores dicen que los adoquines representan parte de la historia porteña, le aportan tradición y valor cultural a los barrios e incluso, para algunos vecinos, son también un aporte a la seguridad vial, ya que hacen que los vehículos transiten a menos velocidad.

 

 

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *