El Jardín Botánico guarda una curiosidad por pocos conocida

0 0

Se trata de la “Columna Meteorológica“, un monumento que en su origen (1911) contaba con los más revolucionarios instrumentos de meteorología provenientes de Viena: un reloj solar para marcar la hora local y ocho relojes que marcaban la hora de Londres, París, Berlín, Viena, Roma, Tokio, Nueva York y Madrid. En sus ocho caras, además, ubicados a mitad de la torre que sostiene el globo terráqueo, poseía 8 nichos en los cuales se encontraban todos los elementos para medir el tiempo: barógrafo, barómetro, hidrómetro, higrómetro, psicrómetro,  termógrafo, termómetro y termómetro de máxima y mínima. Instrumentos de precisión realizados a mano, innovadores en su época y orgullo artístico-científico del Imperio.

El curioso monumento de 8 m de altura fue donado por la Embajada del entonces Imperio Austro-Húngaro con motivo de los festejos por el Centenario de la Revolución de Mayo. Su primer emplazamiento fue en una plazoleta ubicada en Perú y Alsina, lugar de la que fue movida al desaparecer el solar con el ensanchamiento de la Av. 9 de Julio. En ese momento, la “Columna Meteorológica” fue emplazada en su actual ubicación dentro del Jardín Botánico.

Lamentablemente, los valiosos instrumentos fueron robados no pasados los 4 años de su primer establecimiento y jamás han sido repuestos. Si bien estos elementos ya no están, recientemente – y con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo- se ha realizado un gran trabajo de restauración de la misma y se grabó en el antiguo mármol lo que originariamente tenía en cada uno de los nichos.

La hermosa columna fue diseñada por el arquitecto húngaro residente de Argentina, József Markovich, con material traído de Hungría y valiosos instrumentos provenientes de Viena. Su inscripción dice: “La colonia austro-húngara a la centenaria de la Nación Argentina”. En el año 1975 se colocó una placa de bronce con el nombre del autor, el arquitecto Markovich.  En octubre 2009 las colectividades austríacas y húngaras se unieron nuevamente para festejar el Bicentenario remozando este magnífico monumento Art Nouveau.

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *