Devuelvan los tradicionales bancos de plazas

0 0

Tal vez como ciudadanos lo han sufrido, han sentido esto que nos transmiten las dos vecinas de nuestra ciudad con las cuales compartimos los mismos sentimientos, publica la ONG Basta de Demoler.

“Quién habrá pensado equivocadamente que los duros fríos bloques pétreos de cemento sin dimensión alguna, serían más atractivos para esta sociedad porteña e internacional que los amorosos, livianos, gráciles, ergonómicos bancos de listones verdes de madera con patas de hierro con mil variantes desde la plaza colonial!!, o hasta la losa de granito reconstituido apoyada sobre capiteles jónicos y corintios.

Qué gran e insalvable equivocación!, pasamos de un elemento urbano que se adaptaba al cuerpo de cualquier persona que pasaba frente a él deseando arrojarse por un momento al descanso ocasional, para enfrentarnos con una superficie desconocida, ignorada, sin cualidades para recibir el menor acercamiento!.

Devuelvan nuestros amados y recordados bancos de plaza que sólo ellos merecían este título.”
Arquitecta Martha Levisman

“Pocas palabras –las justas- para describir cómo se aviene con nuestra anatomía el mobiliario de dichas plazas: cemento, cemento y más cemento. En mesas, bancos, canteros, etc. Duros de toda dureza, tal que no creo cualquiera que se detenga a descansar, leer un rato, ver si de casualidad pasa un pajarito, aguante más de cinco minutos sin que lo debían ayudar a levantarse y poner los huesos en su lugar.

Pruebas al canto. Plazoleta Beatriz Guido, Avda. Paseo Colón pasando Av. San Juan. Recientemente puesta en valor.
Claro está que todo lo que no sea imposible de ser arrancado de su lugar dura lo mismo que la sal para diluirse en agua. Pero tal pareciera que en otros lugares -no primer mundo, latinos y tercermundistas como nosotros- le han encontrado la vuelta al asunto para que no parezca que visitamos Alcatraz al parar en una plaza.

Hace un montón de años, cerca de cien, hubo un señor, al que llamaban “el jardinero de Buenos Aires”, que se hubiera infartado de ver lo que hoy llamamos “espacio verde”.

Se llamaba Carlos Thays. Qué lástima no lo puedan consultar!!! ”

Saludos / Graciela Fernández

 

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *