CALLES PORTEÑAS SIN DICTADORES

1 0

Buenos Aires Sos.- 8 de agosto de 2010.- Una jueza de la Ciudad de Buenos Aires ordenó a la Legislatura porteña cambiar la denominación de todas las calles y lugares públicos de la Capital Federal que refieran a funcionarios de gobiernos de facto, tal cual lo solicitó mediante una acción de amparo un vecino.

La medida fue dictada por la jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Elena Liberatori, quien intimó a que «antes de la finalización del próximo período legislativo» se sancionen las leyes necesarias para dar cumplimiento a lo ordenado.

La jueza quiere que se haga efectiva la aplicación del artículo quinto de la ley 83 de la Ciudad que establece que «en ningún caso deberán designarse calles o lugares públicos, con nombres de autoridades nacionales, provinciales o municipales que hayan ejercido su función por actos de fuerza contra el orden constitucional y el sistema democrático».

«No cabe duda de que la subsistencia de nomenclatura urbana alusiva a ex funcionarios de gobiernos de facto resulta claramente contraria al derecho vigente, y que, por ende, las ordenanzas que dispusieron tales nombres a los espacios públicos resultan inconstitucionales», señaló Liberatori.

En la acción de amparo, se hizo referencia a espacios públicos como la plaza ‘Teniente General Pedro Eugenio Aramburu’, la plaza ‘Teniente General Eduardo Lonardi’, la plazoleta ‘Ernesto Padilla’, calles ‘Intendente Guerrico’, ‘Capitán Claudio H. Rosales’, ‘Mecánico Militar Leopoldo Atenzo’, ‘Cadete Carlos Larguia’, ‘Soldado Miguel Santi’ ubicadas en Liniers y la escuela ‘Octavio Pico'», en Flores.

«Aún hoy, a través de las denominaciones de distintas calles y otros espacios públicos, se continúa rindiendo homenaje a personas que contribuyeron a atentar contra el orden constitucional y que resultan infames traidores a la patria, en los términos de los artículos 29 y 36 de nuestra Carta Magna», expresó la jueza en su fallo.

El ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, consideró que la sentencia “es perder el tiempo en cosas que no tienen sentido”.

 

Plaza Teniente General Pedro Eugenio Aramburu en Flores y la plaza Teniente General Lonardi, en Villa Pueyrredón, ambos presidentes de facto tras el derrocamineto de Perón. Por la movilización de los vecinos de Flores, se logró cambiar el nombre del dictador por el de «Ángel gris», en homenaje a al escritor Alejandro Dolina, por sus referencias en su obra al barrio de Flores.

Plazoleta Ernesto Padilla, en Colegiales, se trata de un intendente del gobierno militar de Pedro Ramírez, en el año 1943.

Intendente Guerrico, en los bosques de Palermo, en homenaje al intendente porteño nombrado por el presidente de facto José Félix Uriburo, en 1930

Buenos Aires Sos

View all contributions by Buenos Aires Sos

1 Comment

  1. sloppyrubbish2191.snack.ws 10 mayo, 2017 at 2:20 am

    Great post! We will be linking to this great content on our website.
    Keep up the good writing.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *