COMPARTI ESTE ARTICULO
Inicio

BALLET ESTABLE DEL TEATRO COLÓN

Buenos Aires Sos.- 7 de octubre de 2010.- Los bailarines del Ballet Estable del Teatro Colón, presentaron una nota al director Pedro Pablo García Caffi, en la que reclaman mejores condiciones laborales.

Este es el texto completo de la carta presentada por los trabajadores:

1)  El ingreso de refuerzos a la compañía se está haciendo de manera irregular, siendo llamados por teléfono a sus casas sin previa audición. 

Éstos bailarines, ocupan puestos de fila y o solistas, mientras integrantes estables de la compañía que están en condiciones e ingresaron por concursos debidamente reglamentados, no son convocados. 

Por otra parte, estos refuerzos por contrato, están cobrando el mismo sueldo de un estable y se les asignan roles de Primeros bailarines o solistas y trabajan bajo reglas inexistentes, sólo dictadas por la actual dirección del ballet. 

Muchos de estos bailarines, jóvenes en formación, se encuentran obligados a trabajar en pisos inadecuados, que venimos denunciando desde nuestro regreso al teatro.

 Prueba de esto, es la gran cantidad de lesiones que los más jóvenes de la compañía están teniendo, sin contar con la atención médica y kinesiológica que corresponde a nuestra carrera. 

Por consiguiente, el proyecto actual para el  Ballet del Teatro Colón, no considera el cuidado físico, humano y artístico de sus componentes.

   2) Recientemente, Paloma Herrera, se encontraba trabajando en una de las salas y pidió cambio, porque el piso duro, le provocaba dolor en los tendones de Aquiles. 

Así también, Joaquín de Luz y Tiler Peck , Principales del New York City Ballet, invitados del último programa mixto del Ballet para interpretar las dos obras de Mr. Balanchine, expresaron su disconformidad con el piso y de que debían bailar las dos obras seguidas, cosa que no realiza ninguna compañía en el mundo. 

  3) Esta forma de conducción, abre una brecha en el recambio de integrantes de la compañía, algo que debiera hacerse con el apoyo y la guía a los nuevos bailarines. 

La mística de nuestro trabajo, pide un clima de respeto y consideración a la trayectoria, que permite una comunicación fluida entre la experiencia y quienes inician la carrera. Actualmente, la dirección del ballet, se ocupa de tareas administrativas, de producción y de coordinación, desdibujando su figura y desestimando el trabajo de quienes deben realizarlo. 

 4) Durante esta gestión, hemos contado con la visita de coreógrafos, repositores y maestros que han trabajado exitosa y cordialmente con la compañía durante largos años. 

Es el caso de Zarko Prebil, coreógrafo del ballet “Don Quijote”, Aleth Francillon, repositora del ballet “El Cascanueces” de R. Nureyev y Karemia Moreno, contratada como maestra, ensayista y asistente de la directora. En todos estos casos, se retiraron con el convencimiento de no volver a trabajar con la compañía mientras no cambiara la dirección. 

   Las medidas que hemos tomado en desmedro de nuestra necesidad como artistas de mantener la actividad, es, con la intención y responsabilidad de contar con la preparación adecuada y profesional para presentar los espectáculos al nivel que nuestro teatro amerita.

Ballet Estable del Teatro Colón

 

 

Coordinadora periodistica.
Gabriela Sharpe

Redaccion
EE.UU 768
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Email: gabitaurbana@gmail.com

Navegación